Guardianes que dibujan puentes entre culturas...







Español e inglés en China

Los chinos dan un papel secundario al idioma español
15/10/2008

La directora del Instituto Cervantes en China asegura que el problema básico para impartir castellano en el país del Sol Naciente es la falta de profesores

Inmaculada González Puy lleva 25 años viviendo en China. Su vinculación con el Instituto Cervantes se remonta al 2005, un año antes de la fecha en la que se materializó la apertura del centro en Pekín. 3000 chinos ya han aprendido español en las aulas del Instituto Cervantes.


¿Cómo surgió la idea de abrir un Instituto Cervantes en China?
El hecho de estar en China, es un país con 1300 millones de habitantes, formaba parte del plan de estrategia del Plan de Acción en Asia-Pacífico. De lo que se trataba era de encontrar la fórmula más adecuada para entrar en ese país. Se decidió que la manera era llegar a un acuerdo con las autoridades chinas que nos permitiera abrir un centro en Pekín y con la posibilidad de abrir centros en otras ciudades y con la reciprocidad de abrir algún centro cultural chino, que probablemente se abra en el futuro.


¿Cuál ha sido la evolución del Instituto Cervantes en este país en los dos años de andadura?
El primer año ha sido un año de trabajo para consolidar la idea del español en China porque, de alguna manera, estaba considerado como una lengua secundaria. Daban y dan prioridad al inglés pero también a otras lenguas como el japonés o el alemán. Ubicar el español en el mapa, esa ha sido nuestra primera tarea y yo creo hemos avanzado de forma considerable.

Hay que tener en cuenta que a finales del 2005 hicimos un estudio sobre la situación del español en China y salieron aproximadamente unas 5000 ó 6000 personas que estudiaban el español en toda China y solamente en universidades, en la enseñanza reglada (5000 personas en un país de 1300 millones). Las cifras son sorprendentes.


¿Con qué dificultades os encontráis para impartir español en China?
El problema básico es la falta de profesores. Nosotros estamos desarrollando una labor importante de formación de profesores colaborando con universidades chinas. Es importante ese papel que tiene Castilla y León de poder formar profesores chinos aquí. Es fundamental, con becas que vengan aquí. Al final una buena parte de profesores chinos acabarán formándose en universidades precisamente en Castilla León y quiero hacer patente nuestro agradecimiento por esa labor de becas que se están concediendo.

¿En este momento cómo se materializa el convenio?
En este momento son 25 becas pero yo creo que van a ir en aumento porque realmente la demanda es muy importante. Creo que la formación de profesores tiene un importantísimo efecto multiplicador porque, por mucha demanda que exista, si las propias universidades chinas no pueden acometer esa demanda con medios suficientes y personal cualificado, no va a crecer el número de estudiantes. Por otro lado, la formación que nosotros podemos ofrecer allí directamente a los alumnos con recursos como el aula virtual del español, es también un efecto multiplicador. En China estamos hablando de 221 millones de internautas, por lo tanto, el recurso de internet es un arma fundamental.

La dificultad para que los chinos aprendan español es importante
Tienen bastante facilidad para aprender lenguas extranjeras y aunque nuestras gramáticas son muy diferentes encuentras gente que no ha salido del país y sin embargo habla muy buen español. Hemos abierto una base de datos para que esas personas que están aprendiendo español luego pueda acceder a un trabajo o colaborar con empresas españolas.


El inglés en China
11 de septiembre de 2007, por Achai

Hay lugares en donde aprender un idioma puede resultar muy complicado a diferencia de otros en los cuales puede resultar una tarea muy sencilla de realizar. Es decir, hay ciertas partes del mundo en que estudiar un idioma se vuelve un asunto de segundo orden ya que no es de vital importancia para la supervivencia. No obstante, también ha habido lugares y aún los hay en donde no se puede aprender algún idioma no por motivos económicos sino más bien por motivos culturales o políticos.
Se daba un papel secundario al español pero, sin embargo, hay muchísimo interés, que es creciente, por las relaciones estrechas que tiene China con España y con Latinoamérica que se están desarrollando sobre todo en estos últimos años.
Este es el caso que experimentó por mucho tiempo China ya que no permitía que su población aprendiera a estudiar el idioma inglés como una lengua extranjera. Sin embargo, esta situación cambió de manera radical desde hace algunos años cuando esta nación oriental abrió sus puertas al mercado occidental. Tras este hecho que se denomina como una política de brazos abiertos hacia todo lo que viene de la otra parte del mundo, es que se ha dado una gran demanda de diversos aspectos que fomentan el aprendizaje del inglés. Entre los cuales tenemos, la gran demanda de instrumentos escritos y orales que permitirán la correcta enseñanza del inglés. Cabe mencionar que es fenómeno se ha desarrollado de manera más importante en Shangai puesto que aquí se ha captado todas las variantes culturales que se dan al momento de su aprendizaje.
En sí, a lo largo y ancho del territorio chino en los últimos años se ha dado una gran curiosidad y ansiedad por estudiar todo lo que concierne al inglés. Es decir todo lo que le rodea, es por este motivo, que los métodos de carácter idiomática que tienen que ver con esta lengua han ido cambiando con el correr de los años debido a la incesante demanda de aprendizaje. Es decir las necesidades de los chinos cambiaban cada vez más y para que esas necesidades fueran satisfechas, el idioma inglés también se tuvo que ajustar a esa realidad.
Asimismo, cabe mencionar que se hizo hincapié en el aprendizaje de materiales audiovisuales y de textos especializados para un correcto y fluido manejo de la lengua inglesa. En sí, este proceso se dio y se da tanto en las escuelas como en otras instituciones de carácter educativo en donde se pueda implementar el estudio progresivo del inglés como una lengua extranjera. Este hecho se volvió algo de suma importancia para las autoridades chinas ya que para ellos significaba mucho que su población pueda aprender y conocer otra lengua extranjera. Asimismo, se puede decir que entre los métodos de enseñanza que se han empleado para que se pueda llevar a cabo esta tarea tenemos el aprendizaje con material que se reafirma en lo gramatical y en la pronunciación del inglés. Cabe acotar que de un tiempo a esta parte numerosos turistas han llegado a China y han entrado en constante contacto con las diversas comunidades de esta nación. Por este motivo, que se concatena al de la aparición y afianzamiento de muchas publicaciones escritas en inglés, China ha podido verse inmersa en un proceso continuo de aprendizaje de este idioma.
De otro lado, los vínculos de carácter comercial, político y cultural que China ha emprendido con otras naciones ubicadas al occidente del planeta, han hecho que la demanda de la enseñanza del inglés haya crecido de manera ostensible. Esta capacitación, la ven los chinos como una herramienta para su futuro desarrolla ya que si la manejan podrán desenvolverse de la mejor manera ante un mundo tan globalizado como en el que vivimos actualmente, y en el que su país de origen cumple un papel tan preponderante.
Finalmente, se puede decir que estos procesos de enseñanza se dan tanto en las escuelas como en las universidades chinas ya que ambos lugares son el centro fundamental para que las nuevas generaciones chinas puedan adaptarse a todos los cambios que se han estado dando en estos últimos años. Por último, como dato añadido también puede mencionarse que no solo el inglés es el único idioma al que se le está dando una mayor preponderancia actualmente en China. Los estudiantes chinos también se están interesando de sobremanera en aprender otros idiomas tales como el ruso, el portugués, el francés y el alemán.

3 comentarios:

  1. Aprendés inglés, sos internacional;
    aprendés francés, sos glamoroso;
    aprendés italiano, sos alegre;
    aprendés alemán, sos inteligente;
    aprendés chino, estás REpirado.

    jaja

    ResponderEliminar
  2. Famoso mito: "esto es chino básico"... ¡desterrado!

    Es un idioma tan viejo que no lo han hecho muy difícil. Por ejemplo, no se conjugan los verbos, lo cual agiliza el aprendizaje.
    Pensemos que, a los chinos, no les debe resultar muy sencillo aprender el español, ya que este posee una gramáticamente totalmente diferente a la oriental.

    Lo más complicado es aprender a dibujar los caracteres (con 4000, podemos leer el diario. En total: 10.000 – 42.000).

    Si uno tiene memoria visual, buen oído para reconocer los tonos y mucha paciencia, va por el buen camino.

    Quizás la dificultad radique en que uno aprende dos "idiomas" al mismo tiempo: el sistema Pīnyīn de romanización + los caracteres.

    ResponderEliminar
  3. Vargas Llosa promueve el castellano en China y Japón:

    El Premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa, protagonizará numerosas iniciativas culturales y académicas para promover la lengua y la cultura en español.

    Participará en un encuentro con algunos de los escritores chinos más destacados, entre ellos Ye Zhaoyan y Sun Ganlu, en el Conservatorio de Arte Dramático de Shanghai. Allí, Vargas Llosa leerá un fragmento de “Conversación en la Catedral”, una de sus obras que ha traducido al chino Shanghai 99 Reader's Culture, que prepara la publicación de su última novela, “El sueño del celta”.

    El viernes 17 de junio, el escritor hispano-peruano estará en Pekín, donde recibirá el título de Investigador de Honor del Instituto de Literatura Extranjera de la Academia de Ciencias Sociales de China. Este reconocimiento ya ha sido recibido por otros ganadores del Nobel de Literatura, como Jean-Marie Gustave Le Clézio, Kenzaburo Oe y Orhan Pamuk.

    Tras su visita a China, Mario Vargas Llosa continuará con su agenda de actividades en Japón, con el objetivo de apoyar la tarea del Instituto Cervantes de Tokio y transmitir su apoyo al país luego del terremoto del pasado 11 de marzo.

    ResponderEliminar